Bronquiolitis: Causas, prevención y tratamiento

Share on facebook
Share on email

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria aguda en bebés causada por el virus sincitial. Los síntomas y el tratamiento dependerán de la gravedad. A muchos padres y madres les preocupa que sus bebés cojan la temida bronquiolitis y nos preguntan cómo pueden evitar que se contagien.

¿Qué es es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es una infección de las vías respiratorias producida por el virus sincitial (VRS) que afecta a bebés de hasta 24 meses. Este virus produce una inflamación de los bronquiolos, que son los conductos respiratorios más pequeños por los que pasa el oxígeno, esto produce mucha mucosidad en sus paredes, congestionándolas de manera que puede afectar en mayor o menor medida a la función respiratoria de nuestros bebés y a un cuadro con diversa sintomatología.

¿Cómo se contagia la bronquiolitis?

El virus sincitial es un virus respiratorio que se contagia como cualquier otro de este carácter, a través de la saliva o el moco y se transmite, o bien cuando los niños tienen contacto directo con otros niños o bien cuando comparten juguetes como ocurre en las guarderías, los parques de juegos o simplemente en casa si hay hermanos.

¿Cómo evitar el contagio de la bronquiolitis?

Hay pautas que nos ayudan a prevenir o minimizar los riesgos de que nuestros hijos se contagien de bronquiolitis, como, por ejemplo, que no mantengan contacto con personas resfriadas, lavar las manos de nuestros bebés con frecuencia, alejarle de humos, ya que los bebés fumadores pasivos tienen más probabilidades de padecer la enfermedad y la lactancia materna les protege más debido a que les aporta más defensas.

¿Cuáles son los síntomas de la bronquiolitis?

A veces la enfermedad pasa leve como si se tratará de un resfriado:

  • Tos
  • Mocos
  • Sibilancias audibles, es decir como silbidos en la respiración.
  • Fiebre

y otras puede derivar en cuadros sintomatológicos más graves dando lugar a dificultades para respirar aumentando la frecuencia respiratoria, afectando en ocasiones a su alimentación, juego, sueño o al estado general del bebé mostrando más fatiga o irritabilidad.

¿Cuáles son las complicaciones de la bronquiolitis?

La principal complicación es la insuficiencia respiratoria dando lugar a una desaturación de O2 afectando a la función respiratoria e incluso cardiorrespiratoria, requiriendo ingreso hospitalario y ventilación mecánica no invasiva o invasiva y monitorización cardiaca en los peores casos.

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al pediatra?

Cuando presente algunos de esos síntomas, como una tos persistente o ruidos al respirar como quejidos o mucosidad abundante, se debe acudir para prevenir que los síntomas se agraven.

Si el niño presenta una respiración rápida o más forzada con tiraje, es decir, que al respirar se note como se abren las aletas nasales o se marcan las costillas o puede llegar a presentar un tono de piel azulado e incluso puede mostrarse muy agitado o todo lo contrario muy dormido, se debe acudir de forma urgente.

Es importante destacar que en los casos de los bebés prematuros o con problemas cardiacos o respiratorios de base, presentan más complicaciones y su intervención médica debe ser muy temprana.

¿Cuánto dura la bronquiolitis?

Puede durar unos 10 días o puede llegar a varias semanas en los casos más graves.

¿Cuál es el tratamiento para la bronquiolitis?

En los casos leves las pautas en casa son:

  • Control de la temperatura.
  • Lavados nasales con suero fisiológico, sólo antes de las tomas.
  • Mantener un buen ambiente, tranquilo y libre de humos y no abrigarle en exceso.
  • Que en la cuna tenga una postura.
  • Vigilar signos de empeoramiento.
  • No se debe de tratar con antibióticos de forma generalizada, ya que la enfermedad es vírica y no bacteriana, tampoco se recomienda el uso de antitusígenos, ni mucolíticos, ni medicamentos para la descongestión nasal.

Si empeora y aumenta la dificultad respiratoria, se debe acudir a urgencias.

Tratamiento hospitalario

El ingreso hospitalario, supone tratamiento con Oxigenoterapia, no se pauta tratamiento con broncodilatadores, ni corticoides, en el caso de los broncodilatadores, sólo su uso está recomendado en determinados casos y con control médico para limitar su uso.

El tratamiento con nebulización de suero salino hipertónico (SSH 3%) mejora el aclaramiento de las secreciones mucosas y los estudios indican que disminuye el tiempo de hospitalización, pero hay controversia con esta pauta de tratamiento.

Tratamiento de fisioterapia para la bronquiolitis

Los estudios demuestran que la fisioterapia no ayuda a disminuir la estancia hospitalaria ni la disminución de terapias para mejorar la saturación de O2, pero sí ayuda a mejorar los síntomas ayudando a expulsar el moco en casos leves, mejorando el bienestar el bebé para dormir, comer o jugar y que no derive en otras complicaciones debidas a la acumulación de secreciones en zonas más bajas de los pulmones. https://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/20550/TFG-O%20872.pdf;jsessionid=4A21CF17BC5D1B86B7B6DC166CDCB2B0?sequence=1

Bibliografía

  • Bronquiolitis aguda viral. Neumoped
  • Bronquiolitis aguda, incidencia, síntomas y tratamiento. Hospital Cruz Roja Córdoba.
  • Tratamiento fisioterápico en la bronquiolitis aguda infantil. Universidad de Valladolid.
Call Now Button